Los domingos es día de tardeo.
No te quedes en casa. Después de la siesta… Una cervecita entra bien.